Estructura de la carta de recomendación

Aunque la estructura de la carta de recomendación o referencia es libre y adaptable, si que existe una serie de consensos que se suelen respetar a la hora de elaborar una carta de recomendación. La estructura habitual de una carta de referencia es:

Encabezado de la carta

La carta se suele abrir con los datos de la persona que escribe la carta: nombre, título, empresa y algún medio de contacto (teléfono, email…). Sirve para poner en contexto la carta y saber de un primer vistazo la relación de la persona que escribe con la persona que opta a un empleo.

Saludo

El saludo es la primera línea de la carta de referencia. Éste varía según se trate de una carta de recomendación personalizada (sabemos a quién va dirigida) o una carta de referencia neutra. En el primer caso, el saludo será del estilo “Apreciado señor Martínez”, en el segundo caso, el inicio de la carta será “A quien corresponda”.

Existe la posibilidad, además, de comenzar la carta de referencia directamente por el pimer párrafo, obviando el saludo.

Primer párrafo de la carta

El primer párrafo de la carta de recomendación suele ir destinado a explicar la conexión de la persona que escribe con la persona a la que está recomendando. Se debería incluir aquí cuestiones como la relación que une a ambas personar y el porqué se está cualificado para recomendar a la persona.

Segundo párrafo de la carta

El segundo párrafo de la carta de recomendación suele contener información sobre la persona recomendada, incluyendo cuestiones como el porqué se considera digna de recomendación, qué trabajo ha realizado en su puesto laboral y las habilidades por las que ha destacado la persona recomendada. Este parrafo contiene la mayor parte de la información útil de la carta, por lo que si se considera necesario se puede ampliar o dividir en varios párrafos cortos. Dependiendo de la carta o de la persona se puede entrar en más o menos detalles.

Tercer párrafo de la carta

El tercer párrafo de la carta de referencia sólo suele utilizarse en aquellas cartas que van dirigidas a un puesto de trabajo específico y suele contener información personalizada sobre aquellas cualidades de la persona recomendada que más se adecuan a ese puesto de trabajo. Si es posible, conviene leer la descripción del puesto al que se opta así como el currículum de la persona para poder adecuar el contenido de la carta lo máximo posible a lo que se solicita.

Resumen

Una vez expuestas las principales habilidades de la persona que se recomienda, del trabajo realizado y sus principales hitos, conviene hacer una pequeña recopilación de los porqués que han llevado a recomendar a esta persona. En esta sección se suelen utilizar expresiones como “sin duda recomiendo a…”, “recomiendo encarecidamente a…”  o alguna expresión similar para recalcar la buena opinión que se tiene de la persona recomendada…

Cierre de la carta

El último párrafo de la carta de referencia debe contener el ofrecimiento a proporcionar más información si fuera necesaria (“Quedo a su disposición para cualquier consulta” o “Quedo a su disposición para proporcionarle cualquier información”), así como algún dato de contacto más para acompañar este ofrecimiento (número de teléfono, correo electrónico… ).

Por último podemos cerrar con un “Atentamente…”, con el nombre de la persona que recomienda, cargo y firma.

 

-- Publicidad --